FEDSJA

La Fundación Escolar Diocesana San Juan de Ávila (FEDSJA), se inicia en 1953, en virtud de una orden del 12 de Diciembre de 1952 en la que queda constituida como “Patronato diocesano de Educación Primaria de Granada”.

La Fundación Escolar Diocesana San Juan de Ávila está formada por los siguientes colegios y unidades concertadas:Colegio Diocesano Internacional Virgen de Gracia

  • Colegio Diocesano Bilingüe Virgen del Espino
  • Colegio Santa María Micaela
  • Colegio San Agustín
  • Escolanía Virgen de las Angustias
  • Colegio Luisa de Marillac
  • Colegio San Juan de Ávila
  • Colegio Cerrillo de Maracena
  • Centro Infantil Virgen del Mar
  • Centro Infantil Virgen del Pilar
  • Centro Infantil Virgen Madre

Progresivamente, a esta fundación se fueron añadiendo las escuelas que habían ido creando las diferentes parroquias de la Diócesis de Granada y se crearon nuevos centros de enseñanza en entornos sociales deprimidos, donde aún no  había llegado el Estado.

 

 La extensa experiencia educativa de la FEDSJA

Lo que había comenzado como “obra pía” («Establecimiento piadoso para el culto de Dios o el ejercicio de la caridad con el prójimo»), se transforma con el paso de los años, debido a las exigencias de las distintas leyes de Educación.

Tras la Ley de 1945 de Educación Primaria, aparecieron en Granada una gran cantidad de escuelas parroquiales. En la actualidad, aun son visibles en la ciudad algunos colegios adosados a parroquias. Algunos de estos Colegios, son: el Colegio Virgen de las Angustias junto a la Basílica de Ntra. Sra. de las Angustias, el Colegio San Agustín con la Iglesia de San Agustín y el Colegio Cerrillo de Maracena junto a la Iglesia Parroquial de San Juan de Dios.

 

¿Cuáles son los objetivos de los colegios parroquiales?

El primer objetivo de los colegios parroquiales es el de paliar la necesidad de escolarización en zonas rurales o suburbiales, allí donde la Administración del Estado no había llegado.

Estos colegios tenían como segundo objetivo el de proyectar la labor de la Parroquia en los centros educativos.

En los años ochenta desaparece la mayoría de los colegios parroquiales por la extensión de los colegios del Estado.

Desde 1985, tras la aprobación de la LODE (Ley de Orgánica de Derecho a la Educación) la Titularidad del Patronato se hace más presente en las escuelas, profundiza más en sus fines y define con claridad los principios básicos de su ideario.

 ¿A qué se debe su denominación?

San Juan de Ávila (1499 ó 1500 – 1569) fue un sacerdote muy influyente que pudo mantener una gran amistad con personajes tan conocidos como Santa Teresa de Jesús o San Ignacio de Loyola.

En 1536 San Juan de Ávila realiza sus primeros pasos en la ciudad de Granada tras ser Invitado por el Arzobispo Don Gaspar de Ávalos (1528-1542) para predicar al pueblo y a los neoconversos la palabra de Dios y extender los valores éticos y morales de la religión cristiana católica.

Desde 1539 San Juan de Ávila se dedicó a la fundación de colegios a lo largo de toda la geografía andaluza y además fundó la universidad de Baeza. El 10 de mayo de 1569 muere en Montilla (Córdoba) dejando una huella imborrable.

Tres siglos después, el Papa León XIII lo beatifica el cuatro de abril de 1894 y unos años más tarde, el dos de julio de 1946, Pío XII lo declara Patrono del clero secular español. Su canonización no llegaría hasta casi un siglo después, el 31 de mayo 1970 por el Papa Pablo VI.

La figura de este Santo está ligada a la del Seminario Menor. Don Balbino Santos y Olivera implantó en el Seminario Menor una Escuela Preparatoria denominada «Beato Maestro Ávila». Todo hace suponer que, a partir de este hecho, toma su nombre el Patronato Escolar de la Diócesis de Granada.