¡Cómo ha cambiado la escuela!

Comienza un nuevo curso y, año tras año, siempre acabo realizándome la misma reflexión ¡Cómo ha cambiado la escuela!

Supongo que será un pensamiento generalizado entre toda la comunidad educativa; sobre todo, en aquellos que crecimos en un sistema educativo totalmente diferente; o quizás no, quizás sea solo una impresión particular; pero, la cuestión es que todos los años, en estos momentos, me da por mirar atrás y, aunque la primera impresión es la de pensar que la escuela ha cambiado muchísimo, lo cierto es que ha cambiado muy poco.

                  

 

La mayoría de los profesores, igual que los padres de los alumnos, crecimos en una realidad educativa diferente; en un sistema basado en contenidos que debíamos superar sin tener en cuenta nuestras necesidades ni, mucho menos, nuestras propias motivaciones y objetivos; por lo que, o nos enganchábamos al sistema o este nos dejaba en el camino…

Poco a poco, los cambios fueron llegando a la educación debido a las directrices europeas y estatales; de modo que, para aquellos que fuimos niños hace ya unos años, la educación poco o nada tiene que ver con lo que fue; pero, ¿acaso ese cambio ha ido parejo a los cambios que ha sufrido la sociedad? Lo planteo de otro modo, ¿acaso la práctica docente ha cambiado del mismo modo que la sociedad en el mismo tiempo?

Creo que hay unanimidad en que la respuesta es un NO rotundo y con mayúsculas; que si miramos atrás, podemos encontrar aún elementos del antiguo hacer educativo en la educación actual y, en cambio, poco de nuestra infancia y adolescencia en la sociedad actual. Es, por ello, por lo que a nosotros, a los docentes, nos queda un largo camino por hacer, por trabajar, por renovar, empezando por nuestras propias prácticas, para poder así adecuar la educación actual a la realidad social de los alumnos de hoy en día.

Por tanto, habiendo reflexionado, a la expresión ¡Cómo ha cambiado la escuela!, como cada año, también, no me queda más remedio que añadir ¡Y cuánto nos queda por cambiar!

Coro Pérez Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *