LA IMPORTANCIA DEL APRENDIZAJE DE UNA LENGUA EXTRANJERA EN EDADES TEMPRANAS

La mayoría de las familias en nuestro colegio son conscientes de la relevancia que tiene para sus hijos aprender el inglés como lengua extranjera; sin embargo, pocas conocen, realmente, las grandes ventajas si se inicia a temprana edad.

Entre los beneficios cabe señalar:

Mayor facilidad de aprendizaje. Cuanto antes se comience a estudiar una lengua extranjera, resulta más fácil y provechoso. Como se observa, los niños aprenden el lenguaje innatamente. No hay un esfuerzo voluntario, sino que lo adquieren según se va desarrollando su estructura cerebral. Algunos estudios indican que, entre los 0 y los 4 años, generan más conexiones neuronales. Sus cerebros poseen una notable capacidad para absorber y asimilar conocimientos de forma rápida y sencilla. Es, entonces, el momento perfecto para “llenarlo” de información y estímulos lingüísticos, en este caso.

Acceso a un mundo globalizado. Puede acercarse a distintas culturas, se enriquecen su educación y su crecimiento intelectual; su mente está abierta hacia el mundo. Al mismo tiempo, se vuelve comprensivo, tolerante y respetuoso con todas las personas.

Mayor empleabilidad. Sin lugar a dudas, las puertas del mundo laboral se le abren. Una óptima educación le facilita el conseguir un mejor empleo. El hecho de ser bilingüe o tener buen dominio del inglés son aptitudes que un tercio de las empresas del mundo demandan y valoran enormemente, por lo que se le van a multiplicar sus oportunidades. Además, es la lengua oficial de muchas organizaciones internacionales como la Unión Europea, la OTAN o la Unesco.

Mª Gracia Navarrete Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *