Nuestro modelo educativo: Sistema Semiabierto

El Colegio Diocesano Internacional Virgen de Gracia cuanta con un modelo semiabierto educativo enfocado 100% al desarrollo de los alumnos en todas las etapas, desde Educación Infantil hasta Bachillerato.

Modelo Montesori

Nuestro modelo pedagógico está basado en un Sistema Semiabierto que incorpora distintas metodologías que se sitúan a la vanguardia educativa. En Infantil aplicamos la neurociencia, la estimulación temprana y la metodología Montessori. En Primaria, continuamos con diferentes estilos de aprendizaje y rutinas de pensamiento, y en Secundaria finalizamos con los Proyectos de comprensión y en el desarrollo íntegro de nuestros alumnos para prepararlos para el futuro.

El afán de este Colegio por la búsqueda de nuevas formas de integración entre familia, escuela y entorno social hizo que implementáramos en nuestras aulas el Sistema Semiabierto. Este sistema nos ha permitido aplicar distintas metodologías educativas que permiten ofrecer al niño la oportunidad de estar en contacto directo con las cosas, experimentar libremente y de “aprender haciendo”. Un aprendizaje constructivo que nos permite ayudar a todos y a cada uno de nuestros alumnos a desarrollar el potencial humano que poseen desde la educación de la primera infancia hasta que abandonan nuestras aulas.

Desde nuestro Centro trabajamos a través de un Proyecto Pedagógico propio y único con Propiedad Intelectual registrada y basada en una profunda investigación desde la neurociencia, la psicología y la educación.

Este sistema nos ha permitido aplicar distintas metodologías educativas que permiten ofrecer al niño la oportunidad de estar en contacto directo con las cosas, experimentar libremente y de “aprender haciendo”

 

 

¿Qué ventajas aporta nuestro modelo educativo basado en un Sistema Semiabierto?

  • Ofrece a nuestros alumnos estar en contacto directo con las cosas.
  • Transforma el currículum adaptándolo a las necesidades específicas de cada uno de nuestros alumnos para que adquiera un aprendizaje significativo y personalizado.
  • Cambia las expectativas de los padres con respecto al aprendizaje de sus hijos.
  • Abre los espacios y zonas distribuidas en la aulas a nuestras diferentes metodologías y estilos de aprendizaje.
  • Cambia las expectativas pedagógicas del profesorado y de sus alumnos, ya que se potencian las diferentes habilidades para multiplicar sus destrezas.
  • Abre el Centro a las familias convirtiéndose en las mismas en protagonistas del aprendizaje de sus hijos.

El papel del equipo docente en nuestro centro

En el Colegio Diocesano Internacional Virgen de Gracia entendemos como imprescindible:

  • Una coordinación constante entre todos los miembros del equipo que comparten el Proyecto.
  • Una mentalidad abierta para adaptarse a todos los cambios metodológicos.
  • Orientadores y facilitadores del aprendizaje de sus alumnos, interviniendo lo mínimo posible, para que nuestros alumnos sean los protagonistas de su propio aprendizaje.

Los padres, un pilar importante para el Colegio Diocesano International Virgen de Gracia

La concepción del Sistema Semiabierto en este Centro de Granada lleva consigo la introducción de los padres a la comunidad educativa. A través

de ésta se pretende:

  • Contribuir a perfeccionar las posibilidades educativas de la familia.
  • Mejorar su nivel pedagógico por el contacto con los profesionales.
  • Llevar acciones conjuntas intencionadamente educativas.

 

Entendemos la educación como una tarea compartida por padres y profesores, por lo que intentamos implicarlos a todos en la educación diaria de los niños y niñas. De esta forma conseguimos acordar objetivos y criterios de actuación con los niños que les ayudarán a disfrutar de su infancia mientras que construyen una personalidad equilibrada y segura desde sus inicios.

Nuestros alumnos, nuestra razón de ser

En el Sistema Semiabierto el niño muestra una actitud más crítica ante las personas y las cosas, expresa sus opiniones, liberado de prejuicios, y desarrolla mejor su creatividad en las diversas actividades. Se logra, con la atención individual, que los niños se vayan haciendo independientes dentro de nuestro Centro. Se responsabiliza, al mismo tiempo, de determinadas tareas.

El desarrollo social del niño queda garantizado, sin traumas, con esta participación y colaboración familiar.

Nuestra variedad y adecuación de espacios y materiales con el fin de ofrecerles un aprendizaje significativo, a través de experiencias, permiten que logremos mejores resultados que quedan reflejados en el estado de satisfacción y felicidad que nuestros alumnos se llevan consigo al abandonar nuestro Centro.