GRANADA DE ORO  – 29/01/2019

Sr. Alcalde, Pleno del Excmo. Ayuntamiento de Granada, a propuesta de la Comisión de Honores y Distinciones: Quiero  agradecer la distinción con la que ustedes honran al Colegio Virgen de Gracia y que recibimos con alegría. En nombre de toda la Comunidad Educativa, GRACIAS.

El Colegio Virgen de Gracia nace en el año 1943 cuando la educación era urgente y los medios, extremadamente escasos. En estas circunstancias, personas lúcidas y generosas percibieron que “la educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad”, según afirmaba Aristóteles, “el arma más poderosa para cambiar el mundo”en palabras de Nelson Mandela y “la llave para abrir la puerta de oro de la libertad”, como supo ver George Washington Carver.

En 1948 tenía lugar en París La Declaración Universal de los Derechos Humanos; sin embargo, en esta ciudad de Granada, Monseñor Balbino Santos y Olivera, adelantándose a los tiempos, ya había implantado, en el Seminario Menor, una Escuela Preparatoria denominada «Beato Maestro Ávila» para dar cabida al derecho que toda persona tiene a la educación, percatándose de que, por su carácter de derecho habilitante, la educación es un instrumento poderoso que permite salir de la pobreza y participar plenamente en la vida de la comunidad.

Desde la Ley de 1945 de Educación Primaria, se crean numerosas escuelas parroquiales en Granada con una doble finalidad: paliar la necesidad de escolarización en zonas rurales o suburbiales, adonde la administración del Estado no había llegado, y proyectar la labor evangelizadora de la Parroquia.

Durante los años 80 se irán cerrando por la aparición de instituciones del Estado en las mismas zonas geográficas. Desde 1985, con la aprobación de la LODE (Ley de Orgánica de Derecho a la Educación), se establecen los principios que definen el Carácter Propio de cada Centro y el Colegio Virgen de Gracia sigue su andadura sin interrupción.

Dentro del pluralismo educativo, en una sociedad respetuosamente democrática, “Los padres tienen derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”, los padres granadinos siguen eligiendo nuestro Centro generación tras generación.

A través de estos 75 años, el Colegio ha formado generaciones que son el orgullo de la ciudad de Granada y no solo se ha limitado a proporcionar una formación intelectual, sino que ha fomentado valores cívicos y cristianos fundamentales; así mismo, se ha implicado activamente en la vida de la ciudad.

Somos herederos de un gran legado, al que añadimos nuestro granito arena con este prestigioso reconocimiento,y seguimos escribiendo la historia con el deseo de construir un mundo más humano y humanizador. También hoy, como ayer, queremos educar con los mejores recursos del presente para hacer las mejores personas del futuro.

Artículo Periódico Ideal

Mª Pilar Seoane Sánchez

Directora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *